Desde los colegios se proporcionan desayunos y meriendas a los niños y niñas que lo necesitan, proporcionándoles una base alimentaria saludable y estable.